Experiencias

Les conté mi experiencia de teletrabajo?

Para el podcast de Teletrabajo Glocal me pidieron que cuente mi experiencia así que me pregunte si alguna vez la había escrito para el boletín, así que por las dudas acá va…

[1ro. julio de 2012]

Empecé a teletrabajar en el año 1991 No habia internet por lo que el trabajo de la consultora donde trabajaba, lo grababa en disquetes de 5 ¼ y luego lo entregaba al cliente… no sin antes preguntar si usaban word o wordperfect, y si se trataba de planillas de calculo el cliente me indicaba si era quatro pro o excel…

Si hay algun joven, estoy segura que no sabrá de lo que hablo!

Pero como les decía, trabajaba en la consultora de remuneraciones y en ese momento se estudiaban los puestos del banco central. Iba a la oficina solo para trabajar en la computadora y como en toda oficina, sonaban los teléfonos, el timbre y las reuniones de trabajo no eran todo lo silenciosas que me hubiera gustado, por lo cual,  dado el trabajo que tenía y que no podía concentrarme como necesitaba le pregunte a mi jefe que si me compraba una compu si podría ir a mi casa. Ante mi sorpresa mi jefe aceptó. Creo que fue porque ya estaba acostumbrado a no vernos. Los consultores usualmente trabajamos en las oficinas de los clientes. Por otro lado, era urgente terminar el trabajo y eso también lo preocupaba.

Ahora que escribo en mi Ipad tomo conciencia de como las cosas cambiaron. Por aquel entonces mi compu era un psicodélico armatoste que llamaba la atención a cada visitante que llegaba a mi living...

Con la compu venía uno de eso disquettes de 5 ¼ que les comentaba, donde se explicaban aspectos básicos del DOS para los que querían empezar (de windows ni hablar!).

Así empecé a teletrabajar… sin Internet.  

Hasta que un día, recuerdo que trabajaba dando clases en la universidad del salvador cuando llegó una empresa a la sala de profesores ofreciendo el servicio. Yo que me encanta la experimentación y que ya había escuchado algo de Internet le pedi que me contara y firmé un contrato para la conexión.

Al otro día me había arrepentido, decía para qué querré yo esto...???
Qué tiempos aquellos...!!! Ahora si mi servicio se interrumpe, mi compu se convierte en una inútil máquina de escribir.

Al poco tiempo, sobrevino la crisis que todos quisiéramos olvidar, pero que fue tan fuerte que aún tengo la sensación de que no me recuperé del todo.

La situación era tan tan grave que junto a Naum Poliszuk con quien colaboraba en otro programa de extensión universitaria que se llamaba Sociales Sale a la Calle, nos decidimos a presentar un proyecto al Decano para armar un Centro de Teletrabajo y Teleformación cuyo principal objetivo sería retener a los jóvenes o por los menos intentarlo ante la enorme emigracion que habia.

La situación se agravó cada vez más y  los medios se solidarizaron con nuestro proyecto. Pronto muchas personas pudieron conocer de qué se trataba esta posibilidad de trabajo que había aparecido de la mano de Internet.

Creo que una posibilidad enorme que dio la universidad fue la de “Informar”, las personas confiaban en pocas cosas por aquel entonces pero… confiaban en nosotros.

Recorriendo ese camino descubrimos que era muy poco lo que habia en el pais sobre el teletrabajo, por lo que iniciamos una gran campaña para compormeter a los organismos nacionales e internacionales.

Hicimos junto con la Asoc. Española de Teletrabajo y con la CACE, el primer CIT- Congreso Iberoamericano de Teletrabajo, en el año 2002, en la Secretaria de comunicaciones, que tuvo un gran impacto en la sociedad.

Apareció el primer apoyo internacional de la mano de UNESCO para dictar los primeros cursos de teletrabajo en nuestra región.  

Fuimos becados por la ONU –Org. Naciones Unidas para participar en la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información donde se fijaron los principios en el año 2003 y los planes de acción en el año 2005. Esto nos permitió llevar el tema a los primeros niveles internacionales.

En el año 2003 el Ministerio de Trabajo accedió a nuestro pedido para crear la Comisión de Teletrabajo, donde se preparó un proyecto de Ley para el Teletrabajador en Relación de Dependencia que llegó al Congreso en el año 2007, pero lamentablemente solo tuvo media sanción en la Cra. De Diputados. Acompañamos a esta Comisión a la reunión Ministerial de Rio de Janeiro en el 2005 para que pueda liderar el grupo de teletrabajo que funciona hoy bajo el seguimiento de  Cepal.

En el 2005 pudimos realizar la primera investigación internacional Etis-Lac (Exportadores de Servicios en Internet) junto a USUARIA con fondos donados por el IDRC- Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo de Ottawa, Canada, luego siguieron otras dos investigaciones Telecapacitados y Teletrabajo, Políticas Públicas y Modelos de Legislación. La primera investigación fue el origen Torres de Teletrabajo.

También participamos del proceso de la Ley 1221 de Colombia y fuimos organizadores del Telework 2010.

A partir del año 2011, el Centro de Teletrabajo y Telefomación se ha convertido en la Fundación Caminando Utopias para la Inclusión Digital y Laboral.

Recientemente nos adjudicaron la Consultoría Internacional para la Inclusión de Personas con Discapacidad de la Fundación TRUST for the Americas dependiente de la OEA, y allí estamos volcando todo nuestro esfuerzo. Objetivos ambiciosos nos esperan en cada etapa.

Nada de esto hubiera sido posible sin ustedes y sin las personas e instituciones que nos apoyaron. A todos mi más rpofundo agradecimiento.

Sonia Boiarov

Fuente: ()