Experiencias

Mi nombre es Sol Pinck, y soy emprendedora

...También podemos atender al cliente, desde la computadora o telefónicamente desde un trabajo independiente en casa o asistiendo a otros teleemprendedores o emprendedores.

[1ro. de febrero de 2012]

Buenas tardes, queridos lectores!. Torres de teletrabajo y sus creadores!.

Me presento. Mi nombre es Sol Pinck, y soy emprendedora.

Me gustaría poder compartir con uds. Mi experiencia laboral y además poder charlar de diferentes temas que nos suceden diario como emprendedores.

Mi definición del emprendedor: emprender es un sentir que se lleva dentro, es como “un fueguito” interno que se siente y que a la vez hace que demos nosotros a ese hobbye o actividad que realizamos cotidianamente. O artículo que ofrecemos esa pasión que lleva el emprendedor.

Sucede en ocasiones que nos preguntamos si estamos haciendo el buen camino o mejor sería trabajar fijo detrás de un escritorio o un mostrador atendiendo al cliente en trabajo de relación de dependencia.

También podemos atender al cliente, desde la computadora o telefónicamente desde un trabajo independiente en casa o asistiendo a otros teleemprendedores o emprendedores.

El emprendedor debe lidiar con diferentes recursos y dificultades a saber.

Recursos:

-Vender el mismo o salir a vender sus productos y entrar en diferentes negocios u oficinas de empresas (si es que puede conseguir el acceso).

- Vender telefónicamente explicando el artículo que esta vendiendo pensando que ese artículo le puede servir a su propia familia, o haciéndose la imagen de cómo lo utilizaría el mismo emprendedor pero intentando entender las necesidades del cliente.

- NO hay horarios para emprender! Pero también esta en cada persona ponerse su propio horario para cumplir con sus metas.

Dificultades:

-Debe pensar en que debe invertir, cuanto le saldrá cada acción que deberá realizar y si necesitará personal para que le acompañe en su emprendimiento.

- Debe aprender a lidiar con las objeciones de los clientes. Oirá muchos no. No por ahora! Pero allí está la creatividad del emprendedor que puede ser su propio vendedor para dar ventajas a esos no y escuchar lo que el cliente realmente desea.

Existen signos que no vemos o no lingüísticos, y que se pueden identificar sin que el cliente los nombre y nos damos cuenta por las caras que nos pone el cliente o por algún movimiento especial del cuerpo, como ser que nos mire con cara sorprendida, o que nos demos cuenta que tiene mucha gente que atender en este momento y esta ocupado. O bien inclinarse hacía adelante como que parece que puede estar interesado. Igualmente es relativo y depende de nosotros el hecho de distinguir entre las diferentes situaciones porque no hay una regla fija en las actitudes o expresiones del cliente hacía nosotros.

 

Por último escuchar oir, empáticamente.

 

Gracias,

Sol Pinck.

Escritora/Artista y cantante.

Comunicadora radio Abasto tv.

http://www.abastoradiotv.com.ar/

 

Comunicate y conoce a Sol visitando su oficina en Torres de Teletrabajo: http://torresdeteletrabajo.com/oficina.php?piso=8&oficina=J4

 

Fuente: ()