Experiencias

Soy Alfredo Russo, profesor e investigador universitario jubilado.

Desde 2000 doy clases virtuales en la Licenciatura en Administración de la Universidad Nacional de Quilmes, ...

Desde 2000 doy clases virtuales en la Licenciatura en Administración de la Universidad Nacional de Quilmes, no es una actividad muy remunerativa pero es compatible con mi tipo de jubilación y la puedo realizar desde mi casa. Como desprendimiento de esa actividad he sido invitado por la Universidad de Quilmes a escribir dos manuales sobre papel: el de Investigación Operativa y el Dirección de la Producción, que son los textos oficiales para mis alumnos.

En Abril comenzaré a dictar un Diploma en Métodos Cuantitativos en Economía y Administración, también en forma virtual en la Universidad de Quilmes y con la colaboración de distinguidos colegas. Es un corto posgrado, de 4 cursos, destinado a Licenciados de carreras “duras” Ingenieros y otros que quieran introducirse en una nueva disciplina, conocida en Ingles como Analytics. Los seminarios son convalidables por las Universidades del Espacio Europeo de Educación Superior, para aquellos que quieran continuar con una Maestría europea por Internet.

Además, y como resultado de la asistencia a congresos internacionales, desde 2010 soy Profesor Externo de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, dónde dicto un tema de Cálculo Avanzado, también por Internet.

Todo esto es teletrabajo en una modalidad sofisticada, que obliga a aprender nuevas tecnologías, no sólo para la comunicación con alumnos de todo el mundo, sino para el diseño de cursos que sean más atractivos que un simple texto. Por eso he aprendido a usar vídeos y otras herramientas, usando en todos los casos software libre.

En lo que refiere al uso de software libre, creo que hay un filón que los colegas debieran considerar: de acuerdo con la Ley de Promoción del Software, en Argentina los cursos para enseñanza a distancia están comprendidos dentro de los candidatos para beneficios promocionales como subsidios. Es decir, todo aquel que quiera diseñar un curso con fines comerciales, sea para una entidad educativa o para capacitación empresaria, puede acceder a los beneficios de exenciones del Impuesto a los Ingresos Brutos, subsidios de hasta el 50% de los proyectos de desarrollo y demás. Si eso se hace con software libre, los costos no superan el del trabajo personal del creador. Los resultados se inscriben como Propiedad Intelectual en CESSI, la Cámara de Empresas de Software, que es delegada de la Dirección Nacional de Derechos de Autor, de modo que la protección de los autores está garantizada en todo el mundo, por el Convenio de París que establece que la registración en un país miembro es válida internacionalmente.

Espero que el tema les resulte de interés y, si quieren detalles sobre el software que yo uso, estoy a disposición de ustedes.

Alfredo Russo tiene su oficina virtual en Torres de Teletrabajo, en el Piso 91, of. H7

Fuente: ()