Editorial

UN NUEVO AÑO AVANZANDO CON EL TELETRABAJO

De la mano de la microelectrónica como uno de los descubrimientos importantes y de su aplicación tecnológica a todos los procesos sean estos productivos, culturales, biológicos, ambientales, militares, sociales, la computadora se ha convertido no solo en una ciencia – la de la computación – sino en un instrumento, una herramienta que sirve para llevar a cabo prácticamente la aplicación del desarrollo científico a la vida diaria.

1ro. de enero de 2012

Un nuevo año donde se ratifica que los variados usos de la computadora, cada vez más visibles y más útiles no parecen tener final. La sociedad paulatinamente se va apoderando de ella y la convierte en su colaboradora más eficiente en todos los terrenos de la vida, su más fiel instrumento que les permite adquirir y aplicar los conocimientos para trabajar y no quedar excluido por la crisis de este mismo sistema productor de mercancías.

Desde hace muchos años, 1984 / 1987, Aspiazu, Basualdo y Nochtef, (ABN) hicieron una investigación para el Programa “Electrónica y Desarrollo en Argentina“, sobre el estudio de las políticas públicas, las actitudes de los empresarios, el análisis teórico de las características específicas de la nueva revolución industrial y sus efectos sobre los países periféricos.

Ellos dan cuenta que hacia fines de 1960 se indicaba un agotamiento de las potencialidades del paradigma tecnológico-económico dominante. Resultaba claro que la oferta de mano de obra calificada, asentada sobre la desocupación proveniente de la década del 30, y sobre todo la Guerra Mundial, presentaba signos de escasez  y la mano de obra menos calificada no era suficiente para compensar esa escasez.  En conjunto la oferta y el costo de la Fuerza de Trabajo dejaron de ser ilimitadas.

Para ABN la tercera revolución industrial demuestra que la aplicación de la microelectrónica y en general de las tecnologías del complejo electrónico permiten:

a)      reducir la Fuerza de Trabajo requerida y la masa salarial insumida en la producción.

b)      Reducir la mano de obra calificada.

En resumen, para ABN la introducción de la microelectrónica y otras tecnologías del complejo electrónico tienden a resolver el volumen del empleo requerido por unidad de producto, y el nivel salarial que tiene la reducción de la mano de obra  a través de la tasa de desocupación.

Esta investigación hecha hace 27 años nos demuestra que el Teletrabajo no se produce por hechos subjetivos, por alguna idea nacida en la mente de algún profeta, sino que es el resultado de una Revolución Tecnológica que se produce frente al agotamiento del paradigma tecnológico de la Primera Revolución Industrial.

El Teletrabajo no se agota con el concepto de trabajo a distancia, de trabajo fuera de la empresa, del trabajo por objetivos, del trabajo no medido por tiempos, o del trabajo en el hogar. El Teletrabajo es la expresión y el resultado de la identificación de un nuevo paradigma tecnológico-económico que comenzó hace años y que está en pleno desarrollo.

El Teletrabajo y su implementación modificará todas las relaciones, las de trabajo, las sociales, las políticas y las culturales. Incluso la misma categoría “trabajo”  como productor de mercancías será puesta en tela de juicio.

¿Cuánto se ha avanzado en este sentido?

Una breve lectura de lo que está pasando en Europa, y en América Latina, nos sorprenderá.  El Teletrabajo se irá afianzando año tras año, porque la rueda de la historia no se detendrá, porque el Teletrabajo es el resultado de una historia originalmente abierta y controvertida. Una vez instalado históricamente, no se podrá volver atrás y recorrerá inexorablemtente su ciclo vital hasta que se agote, como está sucediendo con el paradigma de la Primera Revolución Industrial.

En este fin del año 2011, Sonia y yo les deseamos ¡Salud y Perseverancia a todos los teletrabajadores argentinos, extensivo a los de todo el mundo!

Nuestra herramienta central: la computadora, nos identifica, nos une, y en cierto modo nos iguala porque SOMOS TODOS TELETRABAJADORES.

 

Naum Poliszuk

Co Fundador y Co Director  Centro de Teletrabajo y Teleformacion

Facultad de Ciencias Sociales . UBA
Resolución 2069. C. Directivo. Año 2000.

 

Fuente: ()