Editorial

El IDRC aprobó la investigación “Teletrabajo: Políticas Públicas y Modelos de legislación”

Este trabajo se llevó a cabo con la ayuda de fondos asignados por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo, Ottawa, Canadá.

[15 de septiembre de 2011]

Las causas y características del progreso del teletrabajo en nuestra región han sido múltiples. Sin duda el desempleo y las crisis económicas movilizaron a varios países hacia la normalización de una modalidad de trabajo que comenzó a extenderse rápidamente durante la última década. En especial a partir del mayor acceso de Internet en los hogares, del avance tecnológico, de la Gripe A y de la progresiva reducción de costos de la tecnología.

Al tratarse de una investigación acción, solicitamos la participación de Policy Makers (PM) de nuestra región quienes amablemente respondieron una encuesta que nos permitió clarificar las distintas posiciones y posibilidades de avance tanto en políticas públicas como a nivel legislativo.

De acuerdo a esta encuesta seleccionamos ocho países que plantearon los siguientes motivos para participar en nuestra investigación y para involucrarse en un proceso de normalización:

Además de las necesidades locales puestas de manifiesto, es importante destacar que una de las características distintivas de los procesos normativos que se vienen desarrollando en diferentes países de nuestra región es de tipo individual-local con escaso intercambio, por lo cual los países entre sí poco conocen de ellas. Esto hace que las normativas en cuestión sean dispares y no prevean un posible acuerdo regional u otros mecanismos de coordinación e integración que podrían requerirse en el futuro. Si consideramos que el teletrabajo es un trabajo sin fronteras es de suponer que estos marcos normativos requieran de contenciones más amplias con el tiempo y para ello los países deberían interactuar, conocerse y anticiparse a los posibles cambios y conflictos laborales que esta forma de trabajo puede traer.

La propuesta de esta investigación fue observar algunos procesos legislativos llevados a cabo en los países desarrollados, así como los desarrollos incipientes que han tenido lugar en nuestra región, con el objeto de proponer tres modelos de legislación para intercambiar con los policy makers de los diferentes países invitados a esta investigación.

Buscamos responder a preguntas como:

¿Cuáles fueron los procesos que han seguido los países que hoy tienen legislación específica para el teletrabajo? ¿Qué actores intervinieron? ¿Qué necesidades se quisieron cubrir? ¿Qué diferencias existen entre ellas? ¿Qué antecedentes de proyectos de investigación se encuentran disponibles sobre legislación de Teletrabajo en la región de LAC, Europa y EEUU? ¿Cuáles son los incentivos y/o las penalidades que estos países han tenido en cuenta para su efectivo cumplimiento? ¿Qué jurisprudencia se encuentra disponible para observar los principales problemas que se les presentaron a los actores de las relaciones laborales? ¿Qué deberían contener los modelos normativos para que puedan servir como guía en aquellos países donde aún no se ha legislado? ¿El intercambio regional facilitaría futuros acuerdos transnacionales? ¿Qué políticas públicas podrían acompañar a la legislación de teletrabajo? ¿Cómo los policy makers incidirán en las agendas políticas de los gobiernos de turno?

El siguiente cuadro muestra la incidencia que han tenido los Policy Makers de los diferentes países:

Cuadro de incidencias de la investigación

 

Cada uno de los proyectos referidos en este cuadro se encuentra en el sitio web de la investigación www.teletrabajolegal.org.ar  donde también pronto estará disponible la versión digital gratuita del libro.

Agradecemos nuevamente al IDRC por su confianza y apoyo y a los policy makers de nuestra región que bondadosamente colaboraron con esta investigación.

Sonia Boiarov
Directora de la Investigación.

 

Fuente: (www.teletrabajolegal.org.ar)