Experiencias

El teletrabajo y la colaboración online

Siempre hablamos de la interacción que facilita la Web 2.0 y se espera más de la Web 3.0. ¿Qué entendemos por interacción? ¿La interacción promueve la comunicación? ¿Comunicarse, es lo mismo que estar conectados? ¿Estar conectados favorece la tarea en grupos?

15-07-2011

Lamento ser autorreferencial  pero tengo que hablar desde mi experiencia. Llevo más de diez años trabajando por Internet y participando de comunidades online.
Formé parte de un proyecto de e-learning que propuso una empresa Española, una editorial de mucho renombre en España y Latinoamérica. Creo que ellos hicieron un gran trabajo porque fueron pioneros en e-learning, lamentablemente no se le dio el tiempo que merecía el proyecto y decidieron cerrarlo. De todos modos se logró una tarea grupal bastante eficaz y de gran aprendizaje. Había un coordinador general, una coordinadora de aulas y una coordinadora pedagógica. Todos cumplían sus roles y dentro de los tutores había movilidad ya que se podía seguir capacitando para realizar otras tareas. Se hacían reuniones de grupo tanto de trabajo como de festejos. Hemos brindado en un aula virtual. La coordinación iba resolviendo los distintos obstáculos relacionados con la diversidad. Éramos todos de distintos países, menos las oficinas centrales que estaban en España. Lo negativo de esto es que solamente existían los feriados para los empleados de España.
Mientras tanto formé parte de lo que en ese momento se podía llamar “comunidades” que no iban más allá que listas de correo o foros. Estoy hablando de los comienzos del 2000. En la mayoría de las listas que participé había en general una lucha de poderes,  de peleas por el protagonismo y de contestar casi siempre sin tener en cuenta otros aportes. Obviamente que no todo era así, se armaban subgrupos que realmente lograban intercambiar ideas y se enriquecían con el intercambio.
Podría mencionar más ejemplos de trabajo, pero en general, casi siempre se repite la historia de la dificultad de trabajar en grupo. Hace algunos meses  participé en la capacitación de una empresa local para enseñar inglés online. Esta consistía en aprender el uso de las herramientas que se iban a usar. Paradójicamente nunca se nos dijo cuál era la herramienta asincrónica a usar como plataforma de aprendizaje del idioma. Yo estaba tomando la capacitación como facilitadora. Durante la capacitación NO nos permitían comunicarnos entre nosotras, las aspirantes al trabajo, sólo podíamos hacerlo con las tutoras o encargadas. Quizás haya tenido que ver que el contrato decía que había que trabajar de lunes a lunes….y todo con el mismo honorario. Detalles contractuales aparte, me pregunto si esta forma de trabajo facilita la colaboración.
Voy a mencionar aquí, mi paso como coordinadora de proyectos colaborativos para el programa Fire and Ice. http://fireandice.elluminate.com/
Con este programa implementamos todo tipo de proyectos colaborativos con gran éxito, no solamente académico ya que el aprendizaje basado en proyectos tiene múltiples ventajas sino también de trabajo grupal superando todos los obstáculos que la diversidad ofrece. Si hay obstáculos en lo presencial cuántos más en lo virtual. La comunicación virtual es diferente. Si bien hay algunas reglas conocidas por todos, como las NETIQUETE, cada país tiene su propia cultura y sus formas. Esto lejos de ser un obstáculo es lo que más enriquece el trabajo. Se han logrado todo tipo de objetivos con las escuelas siguiendo los ejes temáticos propuestos. Podría decir que en esta última propuesta realmente se colaboró, es decir, los diferentes grupos llegaron a interactuar como grupos. Se trabajó mucho la diversidad de todo tipo, incluimos también a una escuela especial y a escuelas que integraban alumnos sordomudos. No sólo se trabajó para el aprendizaje de las TIC con docentes y alumnos sino que también se coordinó el trabajo para que la tarea resulte eficaz. Siempre se le dio mucha importancia a la comunicación.

Tomo este ejemplo para compararlo con las redes sociales. Vemos mucha interacción en Twitter, Facebook y otras redes sociales, pero ¿hay verdadera comunicación? Yo creo particularmente que es otro tipo de comunicación, es más bien estar “en contacto”, compartir cosas que nos gustan o compartir nuestras cosas. Me llama la atención cuántos “te amo” se leen… quizás ese amar implique mucho compromiso en muchos casos, pero me pregunto si estas personas que están interactuando podrían llegar en algún momento a formar un “grupo de trabajo”.
Habría que ver entonces qué es un grupo. Hay muchas definiciones de grupos, obviamente que todas ellas se refieren a grupos presenciales, creo que es hora de que pensemos en la grupalidad online. Comencé a hablar de la colaboración y terminé hablando de GRUPO. Yo creo que no puede haber colaboración si no se habla de grupo. La colaboración se nutre de diferentes aportes. En un grupo todos somos distintos, “singulares”. Lo maravilloso es aportar desde nuestra singularidad para que la “multiplicidad” de la que formamos parte se despliegue hasta lo inimaginable.
En un grupo pasan cosas, se generan conflictos, se pasa por distintas etapas. ¿Quién no ha pasado por la desilusión de darse cuenta que es necesario aceptar al otro para poder trabajar juntos?; ¿quién no ha querido claudicar ante los momentos caóticos que justamente dan paso a la creación? Sabemos que todo esto se puede superar y lograr el objetivo.
Según mi experiencia se puede dar el caso de trabajar en grupo sin la necesidad de un coordinador, es decir, alguien que tenga un rol asimétrico.  
Esto requiere de mucho tiempo de trabajo conjunto, de mucha voluntad de los miembros, de un objetivo muy claro en común y sobre todo de una excelente capacidad de comunicación.
Si todo esto no se da, es necesario el rol del coordinador que ayude a desenredar los nudos que se producen durante la realización de la tarea.
Hemos visto grupos que por querer ser democráticos no han querido tener moderadores ni moderar comentarios y lamentablemente han terminado disolviéndose. Obviamente que cada uno de estos temas da para hablar mucho más… Estoy pensando en los comentarios que se permiten hacer en artículos periodísticos…

La Web nos da el espacio y la posibilidad, ¿pero nosotros sabemos colaborar?
Es necesario que entendamos que necesitamos tanto aprender a participar en comunidades online como a aprender a utilizar las TIC. Creo que ahí está la clave, sobre todo para los teletrabajadores  que necesitan hacer un trabajo eficiente desde la soledad de sus oficinas pero trabajando para lograr un objetivo común con otras personas que pueden estar a miles a kilómetros.


María Teresa Esponda (Mayte)
http://www.visualcv.com/hxrjk21
mayteesponda@fibertel.com.ar
Skype:mayte2012

Fuente: ()