Sociedad de la Informacion y el Conocimiento

Visita a un Centro de Teletrabajo en Japón: Platform Square

La Lic. Sonia Boiarov comparte con los lectores de este boletín su visita a un Centro de Teletrabajo japonés: Platform Square. Un gran uso de un espacio público para que todos se beneficien y lo disfruten. Un emprendimiento que deberíamos exportar a nuestros países.

15-06-2011

Lic. Sonia Boiarov, desde Tokyo, Japón.

El martes visité este centro de teletrabajo en Tokyo que tiene muchas cosas para imitar…

Platform Square es el proyecto ganador de un concurso convocado por el Gobierno local  con el objeto de darle utilidad a un edificio que estaba desocupado.  Por ello, su capital es mixto público-privado y ambos tanto la comunidad como el Municipio reciben los beneficios de este proyecto que ya tiene siete años de antigüedad.

Apenas llegamos con la Profesora Wendy Spinks de la Tokyo University of Science se nos asignó un guía quien nos acompañó durante la visita y nos mostró todos los espacios disponibles. El Centro de Teletrabajo cuenta con áreas privadas y públicas. A las privadas solo se accede con tarjetas de identificación. Cuenta con espacios para hacer reuniones o para trabajar en forma individual. Si los espacios públicos si están desocupados son de libre disposición para el que lo requiera.

Los interesados acceden a las áreas públicas por US 100 por mes y a las privadas por US 300 aproximadamente. Valores realmente muy económicos para esta sociedad, lo que ha convocado a una gran cantidad de emprendedores.

Ubicado en una zona bancaria estratégica permite que algunos empleados de las empresas cercanas también hagan uso de los espacios para sus negocios o emprendimientos fuera de la oficina.

La recepción cuenta con un área de servicios donde los teletrabajadores pueden acceder al fax, impresora, fotocopias y a una biblioteca circulante, entre otros.

En el ingreso uno puede saber las áreas de trabajo disponibles en los diferentes pisos mirando un televisor (no es por seguridad, no hace falta!) y las planillas que indican los horarios que se ocuparán las salas de reuniones. También llama la atención que uno de los ascensores se había sacado de funcionamiento solo para ahorrar energía luego del terremoto.

Tiene gavetas para dejar las cosas de los teletrabajadores que no tienen oficinas privadas asignadas. De esta forma se evitan andar cargados llevando y trayendo papeles o computadoras a diario. También cuentan con espacios para dejar la correspondencia ya que es obligatorio para los emprendedores contar con una dirección postal física para poder desarrollar sus emprendimientos.

Los teletrabajadores dejan sus artículos de oficina (lápices, correctores, fibras, biromes, abrochadoras, cinta scotch, etc. a disposición de otros teletrabajadores que lo necesiten. Por lo que cuando uno llega puede tener todo lo que precisa para llevar adelante sus actividades.

La decoración es agradable y se encuentran cosas prácticas que hacen que el espacio tenga múltiples usos. Por ejemplo los pizarrones blancos se ubican en las paredes de forma que separan las oficinas privadas de los espacios de reunión y por consiguiente son útiles a ambos.

La terraza convertida en un espacio verde permite realizar múltiples actividades al aire libre, incluso con la familia. Los hijos de los teletrabajadores aprenden a plantar y a cultivar mientras esperan que sus padres terminen su día de trabajo.

Antes de irnos nos tomamos unos refrescos en el área deck, desde allí se puede el Deli Café y el área de fumadores donde un grupo de hombres disfrutaban de sus cigarrillos sin saco y sin corbata pues se les ha permitido para que eviten prender los aires acondicionados y ahorren energía. En Japón está prohibido fumar por las calles y en casi todos los lugares públicos.

Aunque está en japonés se puede ver un lindo video del lugar en: http://www.yamori.jp/data/info_flash/ps20110510.swf

Y algunas fotos más en mi Facebook: http://www.facebook.com/media/set/?set=a.1942255470897.108967.1077773416

Un gran uso de un espacio público para que todos se beneficien y lo disfruten. Un emprendimiento que deberíamos exportar a nuestros países.

Fuente: (http://www.yamori.jp/data/info_flash/ps20110510.swf)