Experiencias

Dra. Monica Beatriz Viola
allegroviola@arnet.com.ar

El teletrabajo en la ciudad de Rosario, algunos aportes. Encuesta

Se analiza la información obtenida a partir de la encuesta realizada sobre la práctica del Teletrabajo en la ciudad de Rosario, su contexto, su evolución y alcances. Por razones de espacio reproducimos la primera parte del trabajo

1-12-10

La muestra comprende  30 respondientes de las siguientes profesiones y actividades: Periodista, Ingeniero en Sistemas, Diseñador de programación, Contador Público, Abogado, Diseñador de páginas Web, Fotógrafo digital, Profesor, Traductor de Idioma

Algunas de las actividades relevadas: Agencia de turismo, Asesoría fiscal, Asesoría jurídica, Auditor, Comercio electrónico, Asesor contable, Creativo gráfico, Creativo Web, Desarrollo de software, Educación a distancia, Escritor, Documentos, Investigaciones privados, Personal de ventas y marketing, etc.

Tiempo trabajado: Se indagó en la muestra la antigüedad de trabajo que llevaban   los actores, bajo la pregunta: ¿Cuánto tiempo hace que teletrabaja? , los porcentajes arrojados fueron los siguientes: 3 meses o menos 6,67% ; Más de tres meses pero menos de un año 6,67%; Entre uno y tres años 10 %; Entre 3 y 5 años 30 %;  Entre 5 y 7 años 20 %; Entre 7 y 10 años 10 %; Más de 10 años, 16,66%

En cuanto a los espacios físicos  donde desarrolla el trabajo, se concluyó que: el 70% lo lleva a cabo  en su casa,  departamento, oficina en casa, seguidos de oficinas tipo telecentros, hoteles, bares y por último en aeropuertos.

Se complementan estos datos con  información relevante  que surgió del siguiente sitio Web: ¿Le gustaría trabajar desde su casa? encuesta lanzada en Internet por el diario Clarín en su sitio: http://www.clarin.com/weblogs/. La mayoría de los votantes respondió que sí. Los datos relevados de esta encuesta en esta pregunta en particular fueron realizados entre agosto del 2007 a setiembre de 2008. Es una expresión de deseo o de futura elección del lugar de trabajo. Y también muchos votantes manifestaron ya estar trabajando desde su casa, en concordancia a los datos obtenidos en la encuesta realizada para investigación de este trabajo.

Nivel de satisfacción con la empresa o el cliente para los cuales trabaja: un 53.33% de la población de la muestra encuentra satisfactorio su relación con la empresa o el cliente, 20% muy satisfecho, el 10% es insatisfecho, 10% muy insatisfecho y 6.667% neutral. Se valoró el nivel de satisfacción con el jefe o superior inmediato, cliente, aspectos tales  como comunicación con el 4.07% de media aritmética  (de 1 a 5) fue satisfecho, la relación global  con el 3.97%, la implicación en la carrera profesional con el 3.52%, conocimiento y aptitudes con el 3.7%, reconocimiento recibido con el 3.8%, siendo en general casi satisfactorio los ítems relevados

Aspectos cualitativos individuales fueron valorados, siendo los siguientes: Flexibilidad horaria con el 4.2% de media aritmética (de 1 a 5), satisfactorio, relaciona entre sueldo y resultados con el 3.57% de la media aritmética, oportunidad de ascenso con el 3.24%, salario obtuvo el 3.48%, seguridad en el trabajo el 3.33%, carga de trabajo el 3.38%, beneficio sociales con el 2.53%, lo cual indica que es insatisfecho del mismo modo que la formación a cargo de la empresa con el 2.73%. Estos dos últimos aspectos; beneficios sociales y formación a cargo de la empresa son débiles, poco desarrollados por parte de las empresas, sobre todo si el teletrabajador no está en relación de dependencia, no tienen una  figura legal en materia laboral que los protejan, es una desventaja que encuentran los teletrabajadores independientes, autónomos, free lance.

Se analizó la población de acuerdo a la variable “forma de contratación” cuyas opciones son: 

Trabajador en relación de dependencia
Trabajador autónomo, independiente, free lance
Trabajador dependiente y Trabajador autónomo (trabaja en forma combinada)

El 73.33 % teletrabajan en forma independiente, el 26.66 % restante está en relación de dependencia, pregunta que fue formulada de dos formas distintas a fin de obtener un resultado genuino. En forma combinada, es decir son trabajadores que están bajo relación de dependencia y  son independientes, teletrabajan en forma alternada 28%, el 72% no trabaja combinado.

Esto revela que el teletrabajo se desarrolla  a partir de  iniciativas  individuales que llevan a trabajar por fuera del sistema laboral vigente en la Argentina, son trabajadores autónomos y los que lo hacen en forma combinada, trabajan  dentro de una organización y también trabajan como independientes o bien teletrabajan para su organización en su casa, departamento, oficina en casa u otros sitios. De acuerdo a lo relevado los teletrabajadores en su mayoría trabajan en forma independiente.

¿Cuáles fueron los indicios de cómo comenzaron con esta modalidad?: por iniciativa propia con el 50 %, por propuesta de un tercero el 23.33%, por la propia empresa en la cual trabaja el 26.66%.

El tiempo que trabajan fuera del la empresa, arrojo los siguientes: más de 40 hs. semanales el 46.66 %, generalmente 30 hs. semanales el 6.66 %, la mitad de las veces con 20 hs. semanales el 10 %, menos de 20 hs. por semana el 20% y nunca realiza trabajos fuera de la empresa con el  16.66%; de los cuales  quienes trabajan fuera de la empresa utilizan  los fines de semana en un 70 %.

En la pregunta ¿Cree necesario incluir la figura del telempleado en la Ley de Contrato de Trabajo? La Misma fue indicada con el  80 %,  requiriendo un cambio legal que enmarque su labor.

Contacto con el cliente: El 30% declara recibir en su domicilio a sus clientes y el restante 70 % no lo hace. Dejando así que en su mayoría delimita el contacto con el cliente porque el cliente pude ser virtual.

Seguridad laboral: El riesgo de accidente laboral en el puesto de trabajo (en el hogar): el 6.66 % se hace cargo la empresa que lo contrato, el 26.66 % a cargo de la empresa porque está  bajo relación de dependencia y el 66.66 % corre por su cuenta dado que trabaja independiente como Autónomo o Monotributista. Aún el más pequeño accidente no sólo lesiona el capital más importante, sino también la productividad, competitividad y rentabilidad de las empresas.  Todo accidente puede ser prevenido, con el 66.66 % de teletrabajadores que trabajan en forma independiente, de la muestra, quedan al descubierto de medidas de prevención de riesgo de trabajo.  Capacitación, toma de medidas de prevención, riesgos más comunes, manuales básicos de gestión referentes a prestaciones técnicas, legales y asesoramiento en prevención de riesgos laborales; están ausentes, porque sólo son aplicables a todos los trabajadores que se hallen en relación de dependencia. Una contingencia del trabajo puede y debe ser prevenida ya que, por pequeña que ésta sea, atenta contra la salud de los trabajadores así como con el rendimiento y competitividad de los principios de producción y trabajo. Pese a esta falta de cobertura entre el prestador de servicio y la organización, tomadora del mismo, a continuación se mostrará cuan es eficiente el teletrabajador con su trabajo:

El grado de eficiencia: el 60% afirmaron ser más eficientes frente a 13.33 % que consideraron que no eran más eficientes y 26.66% no supo evaluar su grado de eficiencia.

Las competencias técnicas que se consideran necesarias para el desarrollo aplicable al teletrabajo fueron: informática, contabilidad, financiera, impuestos, idiomas, cálculos matemáticos, programación y diseño.
Las competencias de gestión: El 96.66 % de los encuestados considera tener: iniciativa y autonomía 100%, orientación al cliente 68.96 %, trabajo en equipo 65.51 %  y capacidad de liderazgo 51.72%.  Según pregunta N º  24.

Organización del tiempo: El 100 % de los encuestados contestaron que su organización del tiempo es mejor en un 76.66 %, igual con el 23.33 %,  sin encontrar deficiencias en la disposición para el trabajo.

Por razones de espacio reproducimos la primera parte del trabajo y en el siguiente boletín encontrarán la segunda.

Fuente: ()