E-Learning

Miguel Lara,  Director General de Agroconsultora PlusMiguel Lara, Director General de Agroconsultora Plus
mlara@agroconsultoraplus.com
http://www.agroconsultoraplus.com

Comunicación y Teletrabajo en el agro comienzan a caminar juntos

Agroconsultora Plus y CEDTEL - Centro de Educación en Teletrabajo suscribieron el pasado 9 de noviembre un Convenio de Colaboración Interinstitucional para la organización conjunta de capacitaciones a distancia en modalidad E-learning.

15-11-10

Ambas organizaciones, con sede en Buenos Aires, coincidieron en la necesidad de trabajar conjuntamente en la implementación del teletrabajo en emprendedores y profesionales en el sector agropecuario y agroalimentario.

"Es un honor comenzar a caminar juntos con CEDTEL, debido a la experiencia y prestigio de su fundadora, la Lic. Sonia Boiarov. El acuerdo pretende consolidar las actividades de capacitación técnica a empresas, profesionales, productores, emprendedores, organismos públicos, agencias extranjeras o instituciones nacionales o internacionales en temas vinculados al teletrabajo y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación" comenta el Lic. Miguel Lara, Director General de Agroconsultora Plus (ACP).

Agroconsultora Plus tiene por objeto social colaborar con el desarrollo de personas y organizaciones innovadoras en el sector agropecuario y agroalimentario, promoviendo la utilización de la información y el conocimiento como herramientas de gestión. Para cumplir con esta misión, ofrece servicios de Conocimiento; y promueve convenios con organizaciones del sector público y privado. Como parte de sus servicios de Conocimiento, desarrolla capacitaciones a distancia mediante la modalidad de E-learning, ampliando el entorno de aprendizaje más allá de sus tradicionales límites físicos, geográficos y temporales, a través del uso de tecnologías digitales en red.

Por su parte, el CEDTEL - Centro de Educación en Teletrabajo fomenta el desarrollo del teletrabajo en la Argentina y la región latinoamericana. "La experiencia nos ha demostrado que aprender a teletrabajar no es solo conocer nuevas tecnologías sino implica todo un cambio cultural que solo se logra en el intercambio activo de experiencias dentro de un grupo", expresa la Lic. Boiarov. 

"Esta interacción en los cursos significa una mayor riqueza de experiencias educativas que ayudará a los participantes a examinar de forma más objetiva un entorno posible de teletrabajo, las que resultarán en la capacidad de respuestas creativas para la resolución de los diferentes problemas que deban enfrentar tanto en el contexto de estos cursos como en la futura vida laboral. Además, como valor agregado esta interacción y confrontación a la que son expuestos los participantes lleva implícita la exigencia de exponer por escrito  sus pensamientos (ideas, opiniones, críticas, etc.) ante sus compañeros de grupo, desarrollando sus capacidades de expresión escrita" afirma.

"A partir de la evaluación del trabajo desarrollado durante los años 2009 y 2010, del alto nivel de respuesta por parte de los clientes y usuarios del servicio y del incremento del comercio electrónico y el E-learning en el mundo-en general- y en la región, en particular, surge la necesidad de mantener y mejorar la calidad de los servicios educativos, diversificando la oferta de capacitación actual que presenta el Campus Virtual de Agroconsultora Plus", reflexiona a su vez el Lic. Lara.

En 2010, se capacitaron cerca de 1400 estudiantes en modalidad E-learning a través de Agroconsultora Plus,  duplicando esta cifra al año anterior.  Este aumento del 100% en la concurrencia de estudiantes en relación con 2009, muestra que ACP cuatriplica la tasa promedio de crecimiento del sector de productos y servicios por Internet en Latinoamérica, según dato de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico dado a conocer el 24 de septiembre de 2010.

La educación a distancia en intercambio disciplinario con la comunicación

El concepto de “cooperación”, trabajo “en red”, aprendizaje colaborativo y desarrollo colectivo de soluciones a problemas son parte de la base fundamental que dio origen al paradigma de la red, y por tanto, formarse para trabajar en ese ámbito, comienza por comprender la lógica de la cooperación en línea.

La enseñanza tradicional presencial entendida como transmisión del conocimiento acumulado, fue la manera eficaz que la sociedad encontró para extender los horizontes cognoscitivos del hombre.  Desde las escuelas filosóficas antiguas hasta el surgimiento de las Universidades como única institución certificadora de estudios de nivel superior, la relación unidireccional del maestro al estudiante ha caracterizado el modelo de enseñanza. 
Después, con el advenimiento de la sociedad industrial, la aparición de la modernidad, la división creciente del trabajo y la especialización de las ciencias, la escuela se convirtió en una institución indiscutible por su rol educativo y social. En ella, maestro y alumno mantienen una relación presencial basada en la palabra oral y escrita como modo de legitimación del conocimiento, aunque a nivel metodológico puedan emplearse actividades o recursos que complementen la misma.

Hoy, la sociedad del conocimiento ha trasvasado estas necesidades. Las tecnologías digitales han forzado cambios irreversibles en el modelo tradicional de enseñanza, superándolo y empujándolo a adoptar nuevas modalidades y recursos. Ahora se habla de educación para todos y continua, es decir a lo largo de toda la vida. El espacio del aprendizaje sobre todo para adultos no es sólo la escuela, el aula, el Instituto o la Universidad, sino toda la sociedad. 

Internet, como medio de comunicación por excelencia, repercute en los modelos tradicionales de enseñanza-aprendizaje y en los papeles que desempeñan sus actores. En el entorno virtual, desaparece la idea del profesor como única fuente de información y conocimiento y de los estudiantes como receptores pasivos, ampliando el entorno de aprendizaje más allá de sus tradicionales límites físicos, geográficos y temporales, a través del uso de tecnologías digitales en red.

"Contrariamente a lo que puede parecer, los entornos virtuales de enseñanza-aprendizaje no son algo nuevo. Se emplean desde hace varios años y son cada vez más numerosos, habiendo demostrado innumerables ventajas para los procesos formativos, especialmente en ámbitos empresariales.

Muchas han sido las esperanzas que, sobre los mismos, se han depositado y muchos – por qué negarlo- los fracasos, producto de sobredimensionar los aspectos técnicos y  avanzar muy poco en las variables didáctico-curricular y organizativas como la estructuración de los contenidos, la utilización de las herramientas de comunicación, la aplicación de técnicas de trabajo colaborativo y papel desempeñado por los tutores", afirma el Lic. Lara.

Fuente: (www.agroconsultoraplus.com)