Editorial

RETOMANDO LA DECLARACION DE LISBOA

Los días 30 de Noviembre y 1º de Diciembre de 2009, Jefas y jefes de Estado de los paí­ses Iberoamericanos se reunieron en torno al tema "INNOVACION Y CONOCIMIENTO". Acordaron 33 puntos, los cuales iremos desarrollando durante las próximas ediciones de este Boletí­n.

[1ro. de Marzo de 2010] Los medios de difusión en general desconocieron este encuentro y no hubo información ni comentarios al respecto por ello es interesante que hagamos algunas reflexiones en nuestro boletín.

El punto 1 se refiere a “dar prioridad a la Innovación en el marco de las estrategias nacionales de desarrollo implementando políticas públicas que estén dirigidas a los agentes de INNOVACION y del CONOCIMIENTO (cita entre otros  a las universidades, centro de I+D, sectores sociales ), y a la población, promoviendo, estimulando, la implementación gradual de una cultura de la INNOVACIÓN.

Es interesante seguir aquí a Joel Mokyr cuando expresa que no toda invención puede convertirse en innovación y que ello dependerá de la complementariedad que se establezca entre ambos conceptos. Explica que deben darse ciertas condiciones para que aparezca una invención:

 

  1. La invención requiere de creatividad e ingenio. El desarrollo de la investigación teórica y experimental, la libertad de crítica, el conocimiento científico-social, el intercambio de información, la amplia y libre educación, crean las condiciones objetivas y subjetivas para el florecimiento de la creatividad.
  2. Las instituciones económicas y sociales tienen que dirigir a los innovadores potenciales. Es deber del Estado, apoyar económica y culturalmente la labor de los innovadores, creando las más óptimas condiciones de trabajo.
  3. La innovación y la invención requieren de sociedades que acepten la diversidad y la tolerancia. La aceptación de una sociedad pluricultural, donde florezcan las ideas y los pensamientos es una premisa necesaria para la invención y la innovación.

Por otro lado, la innovación no es siempre o sólo tecnológica, sino que puede darse al introducir cambios en la comercialización de un producto, en la forma en que se mejora la productividad, en la organización de una empresa y estos pueden traspolarse a impactos en toda la sociedad.


En síntesis Joel Mokyr, explica que las diferencias no deben verse solo en la creatividad o en el potencial intelectual de una sociedad para crear mecanismos técnicamente complicados, sino en su dificultad para transformarlos en crecimiento económico o en su difusión y uso generalizado.


El Centro de Teletrabajo y Teleformación, ha sido y es un agente de Innovación y Conocimiento. El concepto de Teletrabajo resulta de la aplicación y el uso racional de la ciencia de la computación, de la comprensión  que surge del desarrollo de las fuerzas productivas cada vez más cientificadas, con alto grado de automatización.


En este contexto el Teletrabajo en todas sus formas, en tiempo y espacio, adquiere cada vez mayor vigencia.

No cabe ninguna duda que el uso de la computadora en forma masiva, como herramienta de trabajo y de investigación, se está imponiendo en la sociedad y por ende los Teletraba-
jadores en relación de dependencia y autónomos irán aumentando su peso relativo en en la composición de la masa de trabajadores y trabajadoras de nuestra sociedad.


Naum Poliszuk
Co-Director del CTT
De acuerdo a Resolución 2069
Del Consejo Directivo de
La FCS de la UBA
Del año 2000.

Fuente: ()